Los paisajes de Antuco

Sitio destinado a mostrar los paisajes de Antuco


Deja un comentario

Los cautivantes paisajes de Antuco

Cavernas del hielo de la Sierra Velluda. Obtenida desde https://www.flickr.com/photos/26393556@N03/14676680920/

La variedad de paisajes naturales le da un valor único y especial a Antuco, comuna ubicada 65 kms al oriente de Los Angeles, en la Octava Región de Chile, al pie de la Cordillera de Los Andes.

La alta preservación del medio natural así como la escasa presencia humana en la zona cordillerana y en el parque nacional Laguna del Laja, convierten a este territorio en un destino ideal para disfrutar de la tierra, el aire y el agua en estado puro.

Los 3.908 habitantes de Antuco (Antu = Sol y Co = Agua, del mapudungun) tienen compañía todo el año. Los visitantes llegan -en invierno y en verano- a ver los atractivos naturales.

Esta comuna ofrece un amplio escenario que se divide en dos grandes áreas que siguen el curso del Río Laja. Una zona de bosques nativos y espesa vegetación hacia el valle central y otra zona cordillerana volcánica altamente erosionada en el sector de los volcanes.

Los ríos, las lagunas, los volcanes, la varidada flora y fauna nativa atraen a miles de visitantes en invierno y en verano. Turistas y residentes son cautivados de manera magnética por el ícono de la comuna: el Volcán Antuco que se eleva hasta los 2.985 metros sobre el nivel del mar. Su imponente presencia queda registrada de manera constante en fotografías y videos. El grupo volcánico Antuco, está constituido por el Volcán Sierra Velluda, el Volcán Cerro Cóndor y Volcán Antuco.
La Laguna del Laja rodea parcialmente al grupo volcánico. Este cuerpo de agua es un embalse volcánico y sus bahías se han formado en los valles glaciares. El embalse natural más grande de Chile da vida al río Laja. Es usado para actividades recreativas y deportivas como el esquí acuático, la navegación sin motor, la natación y la pesca.

Los paisajes cordilleranos de Antuco se pueden recorren gracias a los 34 kilómetros habilitados por “Senderos de Chile” en el Parque Nacional Laguna del Laja y por las rutas del “Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja”.

El nacimiento del río Laja, el salto las Chilcas, el salto Trubunleo, la meseta de Los Zorros, el refugio de Los Barros, el Velo de la Novia y los ríos Rucúe, Malalcura, son otros de los lugares de frecuente recorrido.

Su ubicación es privilegiada, ya que es el único conector en la Región del BíoBío hacia Argentina, a través del Paso Pichachén. La ruta hacia el límite internacional está plagada de cipreses, radales enanos, maitenes del Chubut y maihuenia, una especie exclusiva de este sector andino.

La biodiversidad que se encuentra en el valle y en la cordillera de Antuco lo transforman en lugar agreste y acogedor al mismo tiempo.
Los parajes y los paisajes de esta comuna permiten realizar una multiplicidad de actividades, tales como: trekking, kayak, velerismo, esquí, canopy, andinismo, cabalgatas y natación, entre otras disciplinas recreativas y deportivas.